Día 66: Pu-Erh envejecido en una mandarina

Este curioso té rojo lo ha comprado una compañera de trabajo directamente en AliExpress, y como venían varias mandarinas me ha cedido una para el reto #365tés.

365 tes dia 66 pu-erh dentro de una mandarina

Para conseguir este peculiar Pu-Erh, primero se vacía la mandarina para posteriormente rellenar la cáscara de Pu-Erh cocido y dejarla secar. La teoría detrás de este proceso dice que el té rojo recogerá la esencia de la mandarina para que al infusionarlo tenga un sabor ácido como la mandarina. Pero se queda en eso, en teoría. El resultado de la infusión es muy parecido al de cualquier otro Pu-Erh cocido pero con menos fuerza, ya que como podéis ver en la foto en los últimos infusionados el agua es demasiado clara y casi sin sabor, y eso que he añadido algún trozo de la cáscara de la mandarina para dar más sabor como recomiendan pero no ha tenido ningún efecto.

365 tes dia 66 te rojo pu-erh dentro de una mandarina

Si te ha resultado curioso también he encontrado otra variedad dentro de un pomelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.